9 de abril de 1996 Villa María, Córdoba, Argentina

Martina Servio es una artista multidisciplinar. La publicación de su libro de cuentos, la lleva a pintar, y la pintura se transforma en esculturas, que luego devienen seres con vida en el guión de un teatro donde ella también es performer. Esta secuencia de actos fluidos devienen videos y así, un continuo transformarse, que late en un constante devenir.

Su obra está guiada por el infinito, la desconstrucción, el antiespecismo, la expansión y la transformación. 

Su formación artística es mayormente autodidacta. Asiste a varios cursos, entre ellos: Human Body en la Universidad St Martin’s de Londres (2011), Technicolor a cargo de Karina Peisajovich en la Universidad Torcuato Di Tella (2019); el seminario Inteligencia Artificial Aplicada al Arte de Pablo Riera y Leandro Garber en el museo MALBA (2019). Participa de los talleres de Biomateriales de Laura Messing y videomapping en Wip arte digital. Es invitada como exponente a las Conferencias de la Semana de las Artes de la Universidad de Arte de Colima, México.

Exhibió en Galería uno+uno; (Madre) Museo de Arte Contemporáneo Donna Regina, Nápoles, Italia; Central Park Barracas; Centro Cultural Kirchner; Galería Abra; Salon San Martin, Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires; Casa Foa 

El muralismo y las pinturas en gran formato son la forma en que la Servio se expresa desde su adolescencia. A los 18 años funda y dirige el Espacio Cultural Media Verónica y la radio independiente MV. Son las paredes de su bar, entonces, las que exhiben sus primeras grandes obras.

En 2014 comienza la Licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad Católica de Córdoba. Carrera que luego de tres años de cursada decide no terminar para llevarse consigo el amor por la teoría política y el debate que pone en jaque su obra.

Cursa actuación en AAAC y dramaturgia en la UNA (2018-19), recursos que incorporará más tarde en su trabajo performático.

En 2020 descubre la Algrafía en La Madriguera, una residencia coordinada por Paula Bonet en Barcelona, España.

En 2021 regresa a vivir a la montaña en Córdoba y lo uterino se instala como tema y concepto. Como símbolo por momentos, de la vulnerabilidad femenina, y por otros de su fuerza y vigor. 

A finales del 2021 viaja por tres meses a Nueva York a trabajar para el artista Cuttica en su taller de Southampton, y a su regreso, en 2022 publica su libro de relatos, La búsqueda del Infinito por los esclavos de la frustración. Texto que considera la génesis de su obra. 

El 2023 trae su devenir como dramaturga, y directora de una pieza teatral basada en monólogos de su libro, donde híbrida pintura, escenografía, objetos, actuación y video.

Actualmente, reside en Buenos Aires, donde se encuentra su taller permanente (Central Park, Barracas).